Cuando lleguemos a la convicción de que vamos a recurrir a un adiestrador profesional para que nos ayude con nuestro perro se plantea un dilema, ¿a quien contratamos?.

Probablemente encontraremos tres tipos de adiestradores:

* Aquellos a los que tenemos que dejar a nuestro perro durante al menos un mes en regimen interno. Esta suele ser la opción mas dificil para los dueños ya que tienen que separarse de su mascota y durante el adiestramiento no pueden ir a visitarlo. El principal handicap que le veo a este sistema es que los perros quedan muy condicionados a obedecer dentro de la “escuela” y, sin embargo, una vez vuelven a casa, vuelven a mostrar comportamientos anteriores a su educación.

* Existe también el sistema de club. Aquí los dueños asistís dos o tres veces por semana con vuestro perro a una escuela donde, en compañía, de otros propietarios educáis vosotros mismos a vuestras mascotas bajo la supervisión de un adiestrador. Aquí nos solemos encontrar con el mismo problema de antes. El perro solo “funciona” en el club pero generalmente no en casa.

* Y por último Adiestramiento a Domicilio. ¡Éste es indudablemente el mejor Sistema que existe!. Aquí no tenemos que se pararnos del perro ya que es el adiestrador el que viene a casa durante sesiones que suelen oscilar entre media y una hora de duración. El perro aprende a obedecer en casa, en su territorio, donde realmente queremos que nos obedezca. De entre los adiestradores a domicilio, debiéramos elegir uno que nos transmita confianza y muy especialmente que pueda contrastarnos su experiencia.

Espero haberos ayudado. ¡Mucha suerte en vuestra elección!!.formacion